Con el mundo en nuestras manos

    Aprender con experiencias gratificantes y significativas resulta muy motivador para nuestros niños y niñas.  Y aunque no siempre es posible, en ocasiones se llevan a cabo actividades que hacen que el aprendizaje sea realmente divertido, fomentando así la comprensión y memorización posterior.

Así lo han expresado con sus palabras:

“Mi profe D. Julio se trajo una pelota del mundo y nos explicó como en una parte daba luz y la otra sombra.  Luego nos enseñó las estaciones del año: verano, invierno, otoño y primavera.   Cuando entramos a la clase jugamos con la pelota y vimos los eclipses: eclipse lunar y eclipse solar”.

Antonio J. Cárdenas

“El profe Julio nos trajo la bola del mundo y pasaba por las mesas y nos daba con la bola.   ¡Lo pasamos muy bien y aprendimos!”.

Laura Ronco

“Hemos aprendido las estaciones del año y el profe jugó con nosotros y con la pelota nos dábamos en la cabeza”.

Elena

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *