“Vigilantes” de pasillo: mejoramos la convivencia

 Dentro del Plan  de convivencia son múltiples las acciones que se llevan a cabo para el buen funcionamiento del centro.

  Además del alumnado mediador, que ayuda a resolver los pequeños conflictos que puedan surgir en los recreos, existen los “Vigilantes de pasillo”.   Estos niños/as se encargan de que la entrada a los servicios se haga de una forma adecuada (sin bocadillos o bebidas, sin ir en grupos para jugar, respetando un orden, etc).   Están dedicados a esta labor unos minutos del recreo y siempre de forma voluntaria.  Estos “cargos” van rotando para que sean cada día de un grupo distinto e intentando que no se repitan los mismos encargados/as .

  Gracias a estos “vigilantes” el alumnado ha mejorado notablemente su comportamiento en este aspecto.  Además se hacen cada vez más responsables y adquieren valores necesarios para una mejor convivencia entre todos.

  Al terminar su función en el primer ciclo reciben un pequeño detalle por su colaboración.